Here we go!


Hace tres años, una maleta, una máquina de coser, una banderola y un mercado de artesanía en nuestro pueblo, fueron los ingredientes para hacer el cocktail del que salió La Banderola.

 

Estaba siendo una época un poco rara, post-universidad, post-master, post-idiomas y hartas de los titulares de la sociedad, decidimos decir: “bah! Vamos a gastarnos lo poco que tenemos en hilos, telas y agujas”, et voilà! La Banderola.

Inauguramos nuestra propia página web, que ya entendemos que la gente crea hoy páginas webs como churros, puede, pero… ¡para nosotras es la bomba! ¡Y estamos súper contentas!

 

La banderola somos María, cabezona e inquieta, cose hasta en sueños y Lorena, duerme con tijeras en mano, a veces también cose.